Nuestro trabajo

El laboratorio de Carlos López-Otín pertenece al Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo y al Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias (IUOPA). Carlos López-Otín es Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en este Departamento, donde compagina sus responsabilidades docentes con las principales líneas de investigación de su grupo: el cáncer, la biología del envejecimiento y el análisis funcional de genomas. Ha publicado más de 350 artículos en revistas internacionales que se han citado unas 40.000 veces, con un índice de Hirsch agregado de h=96. Es miembro de numerosos paneles editoriales de revistas, comités asesores y sociedades científicas, incluyendo la Real Academia Española de Ciencias y la Academia Europea. A lo largo de su carrera, ha recibido diferentes premios y distinciones, como los Doctorados “Honoris Causa” por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Universidad de Zaragoza, y Universidad Autónoma de Chile, el Premio de Investigación “Rey Jaime I”, el Premio Europeo en Bioquímica “25th FEBS Jubilee”, el Premio Mexico de Ciencia y Tecnología y el Premio Nacional de Investigación “Santiago Ramón y Cajal”. En 2017, ha recibido un “ERC Advanced Grant“ de la Unión Europea.

Degradómica

Tras su incorporación a la Universidad de Oviedo, hace más de 25 años, Carlos López-Otín comenzó a estudiar la participación de los sistemas proteolíticos en procesos patológicos, especialmente en el cáncer. El trabajo en este campo ha llevado a su grupo a descubrir más de 60 nuevas proteasas humanas, que se encuentran alteradas en diferentes tumores malignos. Su trabajo también ha revelado información biológica esencial respecto al papel de muchos de los genes codificantes de proteasas en el cáncer y otros procesos patológicos, tales como los devastadores síndromes de envejecimiento acelerado. Esta línea de investigación ha llevado a proponer una metodología global para el estudio de las proteasas en condiciones normales y patológicas a través de los nuevos conceptos de Degradómica y Degradoma, combinado con el desarrollo (en colaboración con Chris Overall) de métodos a gran escala que abordan estos conceptos. Por otra parte, el laboratorio de Carlos López-Otín ha participado en la anotación funcional del genoma humano así como en la anotación de los degradomas y genomas de otras especies de relevancia biomédica y evolutiva, que incluye desde chimpancés y demás primates hasta ratones y ballenas.

Genómica del Cáncer

Desde el año 2009, Carlos López-Otín codirige la contribución española al Consorcio Internacional del Genoma de Cáncer (ICGC). Este trabajo ha desvelado la secuencia completa del genoma tumoral de cientos de pacientes de Leucemia Linfática Crónica (CLL) y ha permitido identificar mutaciones recurrentes en decenas de genes, que han pasado así a ser dianas preferentes de intervención terapéutica en esta prevalente neoplasia. El trabajo de Carlos López-Otín en el campo de la oncología molecular también ha conducido al descubrimiento de varias proteasas con actividad antitumoral o antimetastásica, así como al hallazgo de dos nuevos genes implicados en la progresión del cáncer de laringe. Por otra parte, a través de trabajos estrechamente relacionados con los proyectos de Genomas del Cáncer, el grupo de Carlos López-Otín ha identificado los determinantes genéticos de diversas enfermedades hereditarias. Entre estos estudios merece especial mención el descubrimiento de dos nuevos síndromes de envejecimiento prematuro: el Síndrome Progeroide de Néstor-Guillermo (NGPS) y el Síndrome Progeroide Neonatal Atípico (ANPS). Su trabajo en este campo también ha conducido a la identificación de los genes responsables de diversas enfermedades hereditarias como muerte súbita, anemia microcítica, anormalidades óseas y melanoma familiar. Estos estudios genómicos han fundamentado la creación por parte de Carlos López-Otín de un programa denominado “Genómica Social”, que ha permitido estudiar, y en algunos casos descubrir, las bases genómicas de distintas enfermedades hereditarias presentes en las familias que se acercan a su laboratorio en busca de ayuda.

Envejecimiento

El trabajo del grupo de Carlos López-Otín en la Universidad de Oviedo ha contribuido a esclarecer los mecanismos moleculares asociados al envejecimiento fisiológico y su relación con el cáncer. Su laboratorio ha contribuido al primer análisis global de las claves moleculares y celulares del envejecimiento, y a la propuesta de diferentes estrategias para el control metabólico de la longevidad. Asimismo, su grupo ha desarrollado recientemente un método que facilita la reprogramación de células humanas envejecidas a células pluripotentes con propiedades embrionarias. El grupo de Carlos López-Otín también ha identificado un nuevo mecanismo de pérdida de proteostasis en la transformación mieloide, que conecta las alteraciones asociadas al envejecimiento de las células madre hematopoyéticas con la patogénesis de ciertas enfermedades hematológicas. Finalmente, su laboratorio ha definido los mecanismos moleculares que causan distintos síndromes de envejecimiento prematuro y, en colaboración con el grupo de Nicolas Levy, ha desarrollado estrategias terapéuticas para el tratamiento del Síndrome Progeroide de Hutchinson-Gilford (HGPS).